Como experiencia personal ejerciendo un puesto de mandos medio, me he dado cuenta que mucho del éxito en alcanzar correctos resultados en los trabajos asignados, depende de la correcta administración de los colaboradores que integran mi grupo de trabajo.  La clave para la realización de este tipo de trabajos (mandos medios) depende en gran parte de la habilidad que uno puede adquirir en ayudar a los colaboradores a tener éxito en las labores asignadas.  En varias reuniones de grupo he podido darme cuenta que los colaboradores con los que trabajo consideran de gran imporancia la confianza que uno como Jefe tiene sobre ellos, ya que esto los incentiva a alcanzar las metas trazadas. 

Revisando la información disponible sobre el “Efecto Pigmalión“, es justamente esta confianza, la base de este fenómeno.  El Efecto Pigmalión es una especie de profecía en la cual si un Gerente/Jefe/Líder incrementa sus expectativas sobre el rendimiento de sus colaboradores, estos sustancialmente mejorarán su rendimiento.

Rosenthal & Jacobson (1968) realizaron estudios sobre este fenómeno bajo el título “Pignalión en el aula”.  Rosenthal eligió al azar un grupo de alumnos, no obstante les estregó esta lista a los profesores de la escuela indicándoles que las pruebas realizadas indicaban que  estos alumnos tenían una capacidad intelectual superior.  El profesorado tenía espectativas superiores ante estos alumnos, y los resultados acompañaron estas espectativas, ya que el rendimiento de estos alumnos fue sustancialmente superior, cumpliendose así la profecía.

El primer científico en denominar a este comportamiento como “Efecto Pigmalión” fue Robert Merton, quien observó las consecuencias que generan sobre el comportamiento de una persona las expectativas que se tienen sobre esta persona.  Indica que si una persona percibe que se lo valora poco, o que es tratada con desconfianza, esto se reflejará en sus acciones posteriores, mostrando resultados mediocres.  Por el contrario, si la persona percibe que sobre ella se deposita confianza y se le trata con consideración, su desempeño mejorará notablemente.

Referencias:

El Efecto Pigmalión en las Empresas – Artículo creado por Arturo Orbegoso . Extraido de: http://www.gestiopolis.com/canales6/rrhh/manejo-de-personal.htm.  25 Julio 2006