La heurística de disponibilidad es un mecanismo que la mente utiliza para determinar qué tan probable es que un suceso se dé o no, el mismo que está basado en la recurrencia de los recuerdos asociados a ese suceso o evento.

Los eventos que son comunes para nosotros, serán más fáciles de recordar que los que no son comunes, pero también existen otras razones que hacen algunas cosas más disponibles que otras. 

Cuando más accesible es un suceso, parecerá más frecuente y probable; cuanto más viva es la información, será más convincente y fácil de recordar; y cuanto más evidente resulta algo, más causal parecerá. (Plous, 1993).

Schneier (2008) menciona en su publicación que la mayoría de la veces la heurística de la disponibilidad puede ser un buen atajo mental para llegar a conclusiones, no obstante, indica que en la sociedad moderna tenemos mucha información sensorial proveniente de los medios.  Esto perturba la disponibilidad, la viveza y lo evidente, por lo que las heurísticas que se apoyan en los sentidos pueden fallar. 

 Cuando el ser humano vivía en tribus primitivas, si la idea de ser comido por un tigre de dientes de sable estaba más disponible que la idea de morir aplastado por un mamut, para estas personas que vivían en tribus primitivas era razonable pensar que era más probable que mueran comidos por un tigre que aplastados por un mamut. 

En la actualidad obtenemos la información de la televisión, los periódicos el Internet, y otros medios de acceso masivo.  Lo que leemos, lo que se nos hace más vivo, lo evidente, pueden ser cosas extrañas o espectaculares.  Pueden ser cosas ficticias como una película o un programa de televisión.  Puede ser un mensaje de marketing comercial o político.  Los medios audiovisuales son más vivos que los impresos, haciendo que la heurística de la disponibilidad sea menos fiable, porque las memorias vivas de las que disponemos no son relevantes para nuestra situación real.  

Incluso, las personas tendemos a no recordar donde escuchamos algo, y solo recordamos el contenido de lo escuchado, degradándose así la fuente creíble de nuestras deducciones.

Referencias:

Plous, S. (1993). The availibility heuristic. The psychology of judgment and decision making (pp. 121-130). New York, NY: McGraw-Hill

Schneier, B. (2008).  The psychology of security.  Schneier.com (Capturado el 15 de septiembre de 2010 en Click aqui)  

About these ads